LA SOLUCIÓN


LA SOLUCIÓN

Afortunadamente, en CLINICA DE MEDICINA CAPILAR tenemos la solución definitiva, indolora y garantizada para el problema de la alopecia: el microinjerto capilar.

El microinjerto capilar es una intervención de cirugía menor efectuada por un especialista con su equipo quirúrgico, en la cual se toman folículos de pelo desde una franja de piel cabelluda tomada mediante una mínima incisión en el cuero cabelludo (técnica FUT) o mediante extración directa de los folículos uno a uno del cuero cabelludo (técnica FUE).

Así se obtienen las Unidades Foliculares que son las que se insertan con pinzas de microcirugía en la zona de tratamiento o receptora, que ha sido previamente anestesiada. La distribución de las Unidades Foliculares seguirán los patrones estéticos adecuados asegurando la máxima naturalidad del nuevo cabello y una buena densidad capilar.

El cuerpo reconoce el microinjerto como propio al realizarse con su mismo cabello por lo que no surgen problemas de rechazo. Las cicatrices son casi imperceptibles, las incisiones necesarias para colocar un microinjerto son mínimas y enseguida el cuerpo reconoce el injerto como propio produciendo la circulación vascular necesaria para alimentar al injerto ayudando a que este sobreviva. Los primeros días se debe utilizar un champú antiséptico, y evitar hacer ejercicio físico, tomar el sol o el uso de sauna.

 Al trasplantar la unidad folicular este cabello se mantendrá fuerte y sano tal y como estaba en la zona de origen, tengamos en cuenta que este cabello esta genéticamente programado para no caer, al cabo de un tiempo proporcionará una nueva cabellera permanente. Después de un periodo de adaptación de entre tres y cinco meses los folículos comenzarán su crecimiento. Los resultados estéticos se pueden ver en plenitud a partir de los doce meses cuando los cabellos injertados han adquirido mayor consistencia y grosor.