Una solución Natural


En el microinjerto lo único que hacemos es cambiar tu propio pelo de sitio con lo que nos aseguramos que no habrá ningún rechazo y que el resultado final será completamente natural